La importancia de ofrecer un buen desayuno a tus huéspedes

Ofrecer un buen desayuno a tus huéspedes y brindarles la oportunidad de tener un buen comienzo del día será muy valorado ellos, además toma en cuenta que ahora ponen más atención en los detalles, también les ahorrarás tiempo y de ahí la importancia que hay que ponerle a la experiencia culinaria.

Tu hotel lo puede tener todo: habitaciones con buena decoración, buen servicio de WiFi, piscinas y gimnasios, pero sin un buen desayuno, la experiencia podría ser incompleta, y si tu hotel es pequeño recuerda que los huéspedes lo eligen así por el trato personalizado.

El desayuno es un rito de viaje pero recuerda que no sólo es ofrecer un desayuno, ahora el reto es brindar una buena experiencia para que el momento sea cómodo y amable y tus huéspedes no se enfrenten a varios obstáculos para llegar a los chilaquiles o a la mujer que selecciona cuidadosamente todas las fresas de la bandeja de frutas.

Una encuesta realizada por Skift, empresa que mide los estándares de calidad en los servicios de hotel, reveló que 42.4% de los participantes respondieron que el desayuno era el servicio más esperado en un hotel tan sólo después del WIFI.

Sin duda, cada vez se le está dando más importancia a un desayuno variado y enfocado a la comida sana y de calidad, alejando la comida barata y de baja calidad.

¿Por qué es importante para tus huéspedes?

- Comodidad: tomarlo el desayuno en tu hotel supone un ahorro de tiempo muy importante, de esta forma les evitas salir a buscar en donde tomar los primeros alimentos.

- Para empezar el día: no hay nada más cómodo que tener el desayuno para empezar el día.

- Cercanía: algunos de tus huéspedes no tendrán ganas de salir del hotel, y seguro que prefieren comer ahí si planean relajarse y disfrutar.

importancia del desayuno hotelIndependientemente de la categoría de tu hotel, un buen desayuno debe contar con una variada gama de productos bien presentados, no escatimes, ya que es muy fácil incluirlo en el precio de la habitación.

Uno de los puntos importantes, es que en el desayuno las bebidas son más personalizadas con el consumo de jugos, actividad que lleva más trabajo para los camareros pero también es ofrecer ese plus de calidad que será muy bien recibido por tus clientes.

No olvides ofrecer frutas de temporada, surtido de panes y por supuesto, café de calidad.

Estas son algunas recomendaciones realizadas por el portal Little Hotelier:

  • Usa recipientes pequeños ya que esto te obligará a hacer una reposición continua de alimentos.
  • Ofrece el servicio de café expreso, muchos clientes lo solicitan
  • Presenta una variada selección de productos, evita que todos los días sea el mismo menú
  • La limpieza y la pulcritud en la zona de alimentos es de vital importancia
  • Separa los diferentes tipos de productos por espacios temáticos. Por ejemplo mermeladas, productos dietéticos, panes, té e infusiones etc.

En conclusión, un desayuno supone muchas ventajas para los clientes, entre ellas comodidad y ahorro de tiempo. Un buen desayuno facilita y hace más placentera la estancia de tu huésped.

Si tu hotel requiere una ampliación o una remodelación para acondicionar una cocina y ofrecer desayunos a tus huéspedes puedes recurrir al financiamiento otorgado por Bancomext a través de su programa Mejora tu hotel.